El misterio de Energía, Turismo y Agenda Digital, anuncia que para el mes de Junio, se realizará una subasta de renovables de 3.000 MW.

La Orden ministerial que define dichas reglas -aún falta por publicar una Resolución que las detalle- considera tres instalaciones tipo: eólica, con 2.800 horas anuales; fotovoltaica, con 2.367 horas, y una tercera, sin asignar a una tecnología concreta, con 5.000 horas.

“La subasta está diseñada para otorgarse a la tecnología que el euro por megavatio hora (MWh) sea más barato.

Consideramos que es un grave error, el no separar por tecnologías y potencias tal y como se realiza en el resto de países del mundo y como se realizaba antes del parón a las renovables.

Se podría comparar a ir a comprar a un mercado y solo comprar la que el Kg salga más barato, sin ni siquiera mirar las que alimentan más o y con todo esto intentar realizar un menú. ¿Absurdo, no?

El grave error de este argumento es el confundir valor con precio.

Seguramente la mayoría de nuevas instalaciones serán megaparques fotovoltaicos o eólicos. Y esto supone lo siguiente:

  • Solo generan energía cuando hay sol o viento, no son gestionables y esto supone graves disfunciones en el sistema eléctrico Español. Recordemos el pasado mes de enero con precios récords de la energía.
  • Generan relativamente poco empleo.
  • Son grandes instalaciones no repartidas en el territorio.
  • Probablemente se organizarán para pagar pocos impuestos en España, con ingeniería financiera….

Si quieren realizar una subasta “equitativa”, deberían separar por tecnología y por potencia instalada, aportando un “valor”  que tenga en cuenta todas las externalidades del “precio”, como es la generación de empleo, la reducción de emisiones, el que sea gestionable o no, la economía circular…. Entonces hablaríamos de una subasta “equitativa”. Mientras tanto parece que el Ministerio de Energía confunde valor con precio.

Por ejemplo, si en vez de promover megaparques fotovoltaicos o eólicos promovieran el autoconsumo se generaría más empleo, ahorro en las familias de clase media, más impuestos, más economía circular…

Aprovechamos para solicitar que reflexionen en el Ministerio y que reserven un porcentaje para aquellas tecnologías poco desarrolladas en España y con elevadas externalidades positivas. Podrían revisar el PER (Plan de Energías Renovables)

En Europa hay unas 17.240 plantas de biogás y en   España tan solo unas 40 plantas ( un 0,22 %).

Reservando un 3 %, solo un 3 % (lo que equivale a un megaparque fotovoltaico) se podría reactivar el sector, generando energía eléctrica gestionable, tratando residuos y purines, reduciendo contaminación, reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero, generando empleo, economía circular …

NO CONFUNDAN VALOR CON PRECIO.