La educación ambiental es imprescindible para que la recogida selectiva tenga éxito.

La educación ambiental es imprescindible para que la recogida selectiva tenga éxito.

La semana pasada realicé una conferencia en Vila-real, enfocada en la valorización de la fracción orgánica de repudios municipales.

Por desgracia, en la provincia de Castellón, se recicla poco y mal. Para que nos hagamos una idea, más de ¾ de las basuras hacen cientos de Km por carretera para acabar en vertederos de Aragón y Alicante.

Ahora hay planes para mejorar las instalaciones existentes. Para la población es un misterio  que van a hacer y cómo. Solo espero que esta vez empiecen a hacer bien las cosas y que en una región que consume tanto gas, apueste por el gas renovable y no tire la energía en un compostaje.

Una de las cuestiones que surgió durante la jornada, y que me llamó más la atención, fue todo lo referente a la necesidad de una recogida selectiva de la fracción orgánica en origen de calidad.

Vila-real, como muchos otros municipios de Castellón, no ha empezado con la recogida de la fracción orgánica y está obligada a hacerlo para el año 2020.

Si queremos un ratio de reciclaje decentes la población ha de estar educada, concienciada y dispuesta. Las conclusiones de la jornada fueron absolutamente desalentadoras.

La población de la provincia, desconoce que se hace con las basuras, no tiene claro que reciclar sirva de algo y desconfía de la clase política y de la gestión de las basuras.

Es necesario una labor descomunal de educación ambiental y conscienciación para logran un reciclaje efectivo.

Es necesaria una coordinación entre Diputación, Reciplasa y los ayuntamientos para abordar este problema de forma urgente.

Es necesario tener instalaciones de reciclaje modernas y que en ellas se explique a todos los ciudadanos que se hace con su basura.

Como podemos exigir a nuestro ciudadanos que reciclen en casa cuando la gestión actual es desastrosa, no se les ha explicado bien como reciclar, ni la importancia de reciclar?

Buffff… el desafío es inmenso.

Aprovechado el tema os pongo un  LINK de una pequeña cocina de biogás que he realizado varias veces. Sirve para cocinar un café una tortilla o calentar agua para una infusión, pero es una forma increíble de explicar que con nuestra basura se puede hacer gas renovable.

 

Seguimos.

Deje su comentario