La política Europea con respecto al biogás

La política Europea con respecto al biogás

El siguiente artículo pretende ser un resumen sobre la  una visión general sobre las políticas clave de la UE para el sector del biogás, relacionadas con la producción de energía renovable, el logro de objetivos climáticos, el desarrollo de sistemas de economía circular y la promoción de la movilidad limpia.

El biogás y el biometano son para la UE importantes contribuyentes a esas políticas. Al final del artículo lloro un poco por los años de retraso que llevamos en España con respecto a este sector.

 

Nueva directiva sobre energías renovables

Las instituciones de la UE llegaron a un acuerdo en junio sobre una nueva Directiva de energías renovables para la próxima década.

La nueva legislación incluye un objetivo legalmente vinculante en toda la UE del 32% para las energías renovables para 2030, con una cláusula de revisión al alza en 2023, así como objetivos específicos del sector, incluido un aumento anual del 1.3% para las energías renovables en la calefacción y un objetivo final del 14% de energías renovables en el sector del transporte para 2030.

El objetivo de este último es promover un mayor despliegue de la movilidad eléctrica, pero también incluye un objetivo secundario del 3,5% para biocombustibles avanzados y biogás.

En general, la Directiva es sin duda un paso positivo hacia la adopción a gran escala de gas renovable en la próxima década. Facilitará el acceso de biometano a la red de gas natural, extenderá las garantías de origen de la electricidad renovable al gas renovable y facilitará el comercio transfronterizo de biometano.

Sin embargo, la nueva política de sostenibilidad restringirá la producción de biogás y biometano al introducir umbrales de sostenibilidad para todos los sectores energéticos.

El biogás y el biometano deben alcanzar un ahorro de gases de efecto invernadero del 65% al ​​80% en comparación con los comparadores de combustibles fósiles. Los tipos de materias primas sostenibles se enumeran en el Anexo IX de la Directiva y el Anexo VI determina los valores de emisión predeterminados para diferentes vías.

Sin embargo, el biogás sigue siendo una de las fuentes de energía más sostenibles, capaz de alcanzar más del 200% de ahorro de gases de efecto invernadero cuando el uso de estiércol agrícola como materia prima significa que se evitan las emisiones de metano del estiércol.

La Directiva debe transponerse a la legislación nacional en todos los Estados miembros de la UE antes del 30 de junio de 2021.

 

Gas en la futura política climática y energética de la UE

Para cumplir con el compromiso climático asumido en la COP21 en París, la Unión Europea deberá efectuar una transición energética en todos los sectores.

Esto también se aplica al sector del gas. Todo el suministro de gas en Europa debe ser renovable, o descarbonizado, para 2050.

El Gas Renovable, es el salvavidas para el sector del gas fósil y para una transición que incluya inversiones en los próximos años.

Se destaca especialmente que el biogás es una de las pocas tecnologías capaces de reducir las emisiones en la agricultura.

En el paquete “Planeta limpio para todos” de la Comisión Europea, se reconoce el papel del gas renovable en diferentes sectores, así como en varios escenarios que establecen las posibles medidas que podrían tomarse para cumplir los objetivos de El acuerdo climático.

 

La contribución del digestato a la economía circular.

El Consejo y la Comisión Europea continuaron sus negociaciones interinstitucionales (los llamados diálogos tripartitos) sobre el Reglamento de Fertilizantes a lo largo de 2018, hasta el 20 de noviembre, cuando finalmente llegaron a un acuerdo de compromiso sobre la nueva legislación.

Incorporará productos fertilizantes reciclables de origen biológico, contribuyendo así al desarrollo de una economía circular, una de las prioridades clave de la UE, y debería permitir un acceso más fácil al mercado único de la UE para los fertilizantes hechos de materiales orgánicos o reciclados.

Según el nuevo Reglamento de la UE, el digestato será reconocido como un producto fertilizante; su exención del registro REACH, sin embargo, sigue siendo una cuestión abierta.

En España, por desgracia esto es un follón y si bien el Ministerio debería de poner orden, no creemos mucho en que esto suceda antes que la UE ponga la solución.

Otra carga sobre el digestato es la Directiva de Nitratos de la UE, que limita severamente la propagación del estiércol que contiene nitrógeno, incluso si se procesa.

En este caso creemos que se debe tratar diferente un purín que un digestato. Ya que es diferente y supone una clara mejora que se debería de plasmar en los límites y el la flexibilidad en función de los cultivos, sus necesidades y sus rotaciones.

 

Paquete de movilidad limpia

La mayoría de las regulaciones de la UE, desde la Directiva sobre Infraestructura de Combustibles Alternativos hasta la Directiva de Energía Renovable, reconocen el papel positivo del biometano tanto en forma comprimida como líquida, particularmente en el sector de transporte pesado y maquinaria, que es un desafío para la fosilización.

El tercer paquete de movilidad limpia, publicado en mayo, presenta los primeros estándares de emisiones de CO2 para vehículos pesados.

Centrarse en las emisiones del tubo de escape no permite una competencia leal entre las diferentes soluciones de movilidad limpia. Como solicita la EBA ( European Biogas Association), la consideración de toda la cadena de combustible, incluida la extracción, producción, transporte y uso del combustible o la electricidad, proporcionaría una comparación más realista de las diferentes opciones.

 

España a la cola

En España seguimos esperando con los rátios de biogás más bajos de Europa.  Y con la única esperanza que Europa, con décadas de retraso con respecto a nuestros socios, obligue al Reino del Sur de los Pirineos, a hacer lo que hace décadas tendría que haber empezado. 🙁

Deje su comentario